Desarrollo Embrionario del Sistema Nervioso Central

Desarrollo Embrionario del Sistema Nervioso Central

Introducción

Durante el desarrollo embrionario del ser humano en el vientre materno, éste desarrolla gran parte de su anatomía final durante la gestación. Este proceso de formación del sistema nervioso no ocurre de forma repentina, sino que a lo largo de la gestación van apareciendo las diferentes estructuras que van configurando el sistema nervioso del individuo.

En este artículo se expondrá cómo las distintas estructuras que componen el sistema nervioso humano se desarrollan en el vientre materno durante el periodo de gestación, cómo es dicho proceso y cómo finaliza antes del momento en el que sale del vientre materno para llevar a cabo una vida autónoma [6].


Sistema Nervioso en la gestación: Hojas blastodérmicas

Para empezar a abordar el desarrollo del sistema nervioso es necesario entender en primera instancia que tras la fecundación (la unión del espermatozoide y el óvulo, dejando el primero su cabeza dentro del segundo para poder formar el posterior cigoto, la mórula y continuar hasta el feto y el propio individuo) y los primeros momentos del desarrollo se da un proceso de división celular y que, en éste, se llegan a diferencias un total de tres hojas blastodérmicas. De dentro a fuera éstas son:

  • Endodermo: De esta hoja se crearán los órganos internos que poseerá el futuro individuo.
  • Mesodermo: De esta hoja se crearán los huesos y músculos del individuo.
  • Ectodermo: De esta hoja se crearán la piel y el sistema nervioso.

En el ectodermo se iniciará, en los primeros inicios de desarrollo de la mórula, la creación del sistema nervioso [9].


Sistema nervioso en la gestación: El tubo neural

Tras esta diferenciación inicial en tres hojas blastodérmicas de la mórula, se producen una serie de avances que establecerán en el sujeto las distintas partes del sistema nervioso.

En un primer momento, el ectodermo sufre una serie de transformaciones hasta que llega a convertirse en una placa oval plana. En esa placa aparece una hendidura que forma el surco neural y que dará lugar al juntarse los diferentes segmentos de la placa. De estas crestas neurales se desarrollará el sistema nervioso periférico, las cuales quedarán por fuera del tubo neural (cuando éste se pliega y se cierra dando origen al susodicho tubo neural a partir de esa placa oval).

Del tubo neural surgirán grandes estructuras que formarán parte del sistema nervioso del individuo, tales como los ventrículos cerebrales y el canal medular, creando también a la vez el sistema nervioso central a partir de las paredes del tubo neural.

En el primer mes de gestación de este tubo neural se originarán tres divisiones que irán desarrollando, cada una de ellas, las diferentes partes de las que se compone el sistema nervioso humano: En la parte más anterior se originará todo lo que contiene el prosencéfalo: Hemisferios cerebrales, el diencéfalo (el cual incluye el tálamo y el hipotálamo) y los ganglios basales; en la parte del medio se originará el mesencéfalo y el tronco cerebral; por último, en el segmento final conocido como rombencéfalo aparecerán el cerebelo, el puente y el bulbo raquídeo [2, 8, 9].


Desarrollo neuronal

En los próximos cuatro meses ocurrirán una serie de acontecimientos que configurarán la estructura del sistema nervioso para el futuro:

En el tubo neural se desarrolla, principalmente en su interior, toda la actividad de proliferación celular del sistema nervioso. De esta proliferación saldrán miles de millones de células que todavía están por diferenciarse, y toda esta proliferación tiene como propósito hacer que éstas vayan a las distintas regiones del sistema nervioso y consoliden allí sus conexiones neuronales. De todo este conjunto de células indiferenciadas, las que migren serán las que acaben convirtiéndose en las neuronas y acaben estableciendo conexiones neuronales mientras que el resto de células serán parte del soporte neuronal, afianzando las redes neuronales para que puedan conectarse adecuadamente.

Diferenciación

Una vez que los distintos grupos celulares han migrado y se han asentado en un punto específico del tubo neural, comienza un proceso de transformación de esas células indiferenciadas en neuronas de esa región del tubo neural en el que estén.

Adicionalmente, durante el proceso de diferenciación neural influyen e inciden en estas células factores tróficos y de crecimiento, los cuales les ayudan a hacer crecer y desarrollar, entre otras partes, las dendritas y los axones, partes primordiales en el desarrollo neuronal y que permiten que las distintas neuronas se conecten entre sí y puedan establecer las sinapsis adecuadas.

Mielinización

También se da un proceso conocido como mielinización en las neuronas que en un futuro serán parte de la estructura del sistema nervioso del individuo son envueltas, por diferentes tipos de células, con vainas de mielina. Este hecho es crucial porque la mielina es una sustancia de naturaleza lipídica que permite acelerar la transmisión eléctrica del impulso y permite, a mayores, la conducción saltatoria (esto es, que la conducción se transmita de forma unidireccional sin posibilidad a que retroceda el impulso nervioso).

Aptosisis

Por último, un proceso que acontece dentro de este proceso de migración y establecimiento de conexiones neuronales a lo largo del tubo neural del sistema nervioso es el de la apoptosis: En el proceso de apoptosis, las células que no logran establecer las conexiones pertinentes para poder desarrollar la actividad neuronal, programan un sistema de destrucción y la célula se muere gracias a él.

Durante los próximos meses ocurren otras cosas importantes desde el punto de vista neuroanatómico, ya que la maduración y la consolidación de conexiones causará la consolidación de una futura vida (fuera de la gestación) en condiciones. Durante el quinto mes de embarazo, todos estos procesos previos sirven para confirmar el número específico de neuronas que tendrá el sistema nervioso de ese individuo. A partir de ese quinto mes de embarazo, lo que primordialmente ocurrirá será un desarrollo de las estructuras del sistema nervioso (habrá un desarrollo importante de los hemisferios cerebrales y sus conexiones con significativos efectos en la actividad del feto) importantes para la vida fuera del vientre materno [1, 3, 10].


Conclusiones

Como se puede apreciar a lo largo del texto, el desarrollo del sistema nervioso va siguiendo una serie de pasos claros que necesita para poder ser una persona viable. Los primeros meses son cruciales porque de ellos salen los cimientos principales (el tubo neural y sus respectivos segmentos) para las distintas partes del sistema nervioso humano, que le permite hacer desde movimientos corporales más o menos complejos como la regulación hormonal o la captación de sentidos.

Las anomalías que puedan producirse durante el desarrollo pueden condicionar la futura vida autónoma del individuo una vez que salga del mundo real y, en función de los daños estructurales causados tanto por factores propios de la genética como los daños externos (alcohol, por ejemplo), la funcionalidad del sistema nervioso puede verse más o menos afectada [4, 5, 7].


Referencias bibliográficas 

  1. de Graaf-Peters, V. B., & Hadders-Algra, M. (2006). Ontogeny of the human central nervous system: what is happening when?. Early human development, 82(4), 257-266.
  2. Detrait, E. R., George, T. M., Etchevers, H. C., Gilbert, J. R., Vekemans, M., & Speer, M. C. (2005). Human neural tube defects: developmental biology, epidemiology, and genetics. Neurotoxicology and teratology, 27(3), 515-524.
  3. Gurniak, C. B., Perlas, E., & Witke, W. (2005). The actin depolymerizing factor n-cofilin is essential for neural tube morphogenesis and neural crest cell migration. Developmental biology, 278(1), 231-241.
  4. Habas, P. A., Kim, K., Rousseau, F., Glenn, O. A., Barkovich, A. J., & Studholme, C. (2010). Atlas‐based segmentation of developing tissues in the human brain with quantitative validation in young fetuses. Human brain mapping, 31(9), 1348-1358.
  5. Huang, H., Zhang, J., Wakana, S., Zhang, W., Ren, T., Richards, L. J., … & Mori, S. (2006). White and gray matter development in human fetal, newborn and pediatric brains. Neuroimage, 33(1), 27-38.
  6. Johansson, A. (2017). Temporal regulation of neural stem cells during cortex development
  7. Lebel, C., Roussotte, F., & Sowell, E. R. (2011). Imaging the impact of prenatal alcohol exposure on the structure of the developing human brain. Neuropsychology review, 21(2), 102-118.
  8. Sadler, T. W. (2005, May). Embryology of neural tube development. In American Journal of Medical Genetics Part C: Seminars in Medical Genetics (Vol. 135, No. 1, pp. 2-8). Wiley Subscription Services, Inc., A Wiley Company.
  9. Technau, U., & Scholz, C. B. (2003). Origin and evolution of endoderm and mesoderm. International Journal of Developmental Biology, 47(7-8), 531-539.
  10. Thomason, M. E., Dassanayake, M. T., Shen, S., Katkuri, Y., Alexis, M., Anderson, A. L., … & Studholme, C. (2013). Cross-hemispheric functional connectivity in the human fetal brain. Science translational medicine, 5(173), 173ra24-173ra24.
Germán Albeleira

Germán Albeleira

Licenciatura en Psicología. Máster en Neurociencias.

30 comentarios

Trackbacks y pingbacks

  1. […] en la Infancia con el fin de promover la importancia de este tipo de espacios en los niños en desarrollo y, como no, […]

  2. […] el crecimiento de la investigación. En el caso de la neurociencia, psicología y estudios del sistema nervioso y de la conducta humana, ha habido polémica y discusión acerca de si el cerebro funciona de forma […]

  3. […] las otras o cómo se pueden establecer ciertos prejuicios, es necesario entender cómo funciona el sistema nervioso (y más concretamente, el cerebro) y cómo tiende a preferir ciertas opciones u opiniones que se le […]

  4. […] patologías más comunes tras sufrir daño cerebral. Se trata de una afectación neurológica del sistema nervioso central y/o periférico que produce dificultades en programación y/o ejecución motora; como consecuencia se puede ver […]

  5. […] el cerebro es potenciar la humanidad ya que todos los ámbitos de nuestras vidas dependen del uso del […]

  6. […] formación y el desarrollo del Sistema Nervioso Central (SNC) son dos procesos paralelos donde las distintas estructuras cerebrales se van estructurando […]

  7. […] que comprenden el ambiente exterior de las células en todos los tejidos mamíferos, incluido el Sistema Nervioso Central (SNC) […]

  8. […] en todo el proceso. El desarrollo de la deglución viene ligado a la maduración del propio Sistema Nervioso Central, Sistema Nervioso Periférico y Sistema Orofacial, así como, de todo el tubo […]

  9. […] sin dudarlo: las neuronas. Efectivamente, las neuronas son el miembro más conocido del sistema nervioso central (SNC) y sus propiedades han sido ampliamente estudiadas durante el último siglo. Por esta razón, son […]

  10. […] menstruales en el caso femenino, por ejemplo), y la cuestión es: ¿condiciona el sexo nuestro sistema nervioso? […]

  11. […] cerebro es el encargado de procesar todos estos estímulos y la información presente en el entorno y con […]

  12. […] es fundamentalmente el estudio de la actividad biológica subyacente el funcionamiento del cerebro, además del estudio de los procesos psíquicos complejos asociados a […]

  13. […] interneuronas son quizá la más diversa población celular que hay en el sistema nervioso y su clasificación hoy en día aun sigue en discusión dada la variedad en cuanto a forma, lugar […]

  14. […] de factores se puede mencionar el hecho de que ciertas bacterias o ciertos virus pueden infectar el sistema nervioso del sujeto y afectar a las neuronas, destrozando de este modo la comunicación rápida entre […]

  15. […] y los vasos sanguíneos, además de reconocerse como importantes factores en las lesiones del SNC. (adsbygoogle = window.adsbygoogle || […]

  16. […] cerebro en sí viene estando de moda desde hace bastantes años. Quizá algo tuviera que ver en este hecho, […]

  17. […] vacío. Para que estos tengan lugar deben darse conexiones nerviosas entre las células de nuestro Sistema Nervioso Central: las […]

  18. […] por tanto poder localizar cualquier estructura en referencia a unos puntos previamente fijados. El Sistema Nervioso Central se organiza en torno a tres ejes […]

  19. […] enfermedades o lesiones del sistema nervioso central (SNC) son una de las principales causas de muerte y discapacidad alrededor del […]

  20. […] Sistema Nervioso Central se origina a partir del tubo neural que empieza a formarse en la tercera semana de gestación. La […]

  21. […] otras estructuras anatómicas que sufren evolución, una de ellas es el sistema nervioso. A lo largo de los años de evolución, los primates han ido cambiando su estructura anatómica, […]

  22. […] SNC: atrofia cerebelar, polimicrogiria (trastornos de la migración neuronal), defectos del tubo neural. Hipotonía, convulsiones, asimétrica facial con el llanto. […]

  23. […] el presente artículo se tratarán los diferentes tipos de neuronas existentes en el sistema nervioso humano (que también pueden presentarse en otros organismos) desde los inicios de la especie; del mismo […]

  24. […] sistema nervioso, dada su vulnerabilidad ante las amenazas externas (ya sean golpes o infecciones), necesita una […]

  25. […] interferir en la vida del sujeto. Existen diversidad de patologías y variedad de regiones del sistema nervioso que pueden originarlas. Conociendo cómo funciona este sentido servirá para entender las causas de […]

  26. […] cuantificación celular en el SNC es una tarea difícil que se viene llevando a cabo desde hace por lo menos cien años. Con los […]

  27. […] SI está fuertemente interconectado con el sistema nervioso central (SNC) y con el sistema endocrino. Estos tres sistemas se comunican entre sí, es una comunicación […]

  28. […] Sistema Nervioso Central, incluido el encéfalo, es un componente indispensable de nuestra anatomía. Sin él no podríamos […]

  29. […] sistema nervioso, como otras partes del organismo (tanto propio como el de otras especies), ha sufrido a lo largo de […]

  30. […] que acompañan a las hipopigmentaciones, siendo las de mayor prevalencia las que afectan al SNC […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *