Evaluación psicológica: una breve aproximación

Evaluación psicológica: una breve aproximación

Introducción

Evaluación psicológica, del griego (psykhé-diá-gignosko); concepto que puede ser traducido como “el conocimiento profundo del alma” [7].

A pesar de lo que pueda parecer a simple vista, esta disciplina no siempre ha sido denominada con este término; pues lo que hoy conocemos como Evaluación psicológica antiguamente recibía el nombre de Psicología del Diagnóstico o Psicodiagnóstico, cuya función principal era dar un diagnóstico exhaustivo sobre la persona [7].


La Evaluación Psicológica a lo largo de los años

A lo largo de la historia, el contenido de la “psykhé” ha ido variando a medida que ha ido avanzando y evolucionando la Psicología como Ciencia gracias a los avances clínicos y tecnológicos realizados en el campo [7].

Durante los primeros años del siglo XX el objeto principal de la disciplina era el alma, objeto de estudio no cuantificable. Sin embargo, hacia los años 40, la disciplina cambia el objeto de estudio de la disciplina (el alma) centrando toda su atención en la mente; hecho, asimismo, subjetivo ya que como el alma ésta tampoco es cuantificable [7].

Sin embargo, conforme pasa el tiempo la disciplina va tomando nuevas formas, adaptándose a las corrientes psicológicas predominantes en la época, siendo ahora la conducta el principal objeto de estudio de la disciplina [7].

No obstante, el interés por la conducta no duraría mucho tiempo, pasando la disciplina a centrar toda su atención el modelo cognitivo-conductual, modelo teórico mantenido hasta la actualidad. Según este marco teórico el diagnostico psicológico se realizaría mediante la cuantificación de conductas directamente observables [7].


Concepto de evaluación psicológica

El concepto de evaluación psicológica como tal surge como resultado de la Segunda Guerra Mundial, fruto de la evaluación de los aspirantes a soldados, en las que éstos debían mostrar sus habilidades y capacidades [2,7].

Una de las primeras definiciones pormenorizadas del concepto es ofrecida en 1975 por McReynolds. Según ese autor la evaluación psicológica seria el proceso mediante el cual una persona intenta conocer, comprender o captar a otra [6].

Definición actual

En palabras de Fernández Ballesteros (1999) la evaluación psicológica seria la disciplina encoargada del estudio científico del comportamiento ya sea de un sujeto o un grupo de éstos con el fin de explicar y controlar su conducta [2].

Objetivos de la Evaluación psicológica

En la literatura científica, son muchos los autores que han tratado de establecer los objetivos fundamentales de la disciplina. Sin embargo, en la actualidad parece ser que todavía no existe un consenso al respecto [2,3,7].

De manera resumida podríamos establecer que la evaluación psicológica persigue cuatro objetivos fundamentales. No obstante, estos pueden variar en función de la literatura consultada [2,3,7].

Identificar la conducta problema

Uno de los objetivos principales de la evaluación es identificar la conducta problema o conflicto. Problema, que en la mayoría de las ocasiones nada tiene que ver con la queja o motivo de consulta del paciente [2,3,7].

¿Qué variables están implicadas?

Mediante la evaluación psicológica podemos establecer el origen o causa de la conducta problema, es decir, que variables lo desencadenan, modulan o mantienen [2,3,7].

¿Qué se persigue mediante la evaluación psicológica?

Como hemos comentado previamente, la evaluación psicológica puede tener varios fines: descriptivo, comprensivo, predictivo y/o explicativo [2,3,7].

¿Por qué? ¿Para qué?

Una vez realizada la evaluación psicológica podremos llegar a un diagnóstico que nos permitirá seleccionar las técnicas más adecuadas para reducir el conflicto [2,3,7].


Diferencias entre instrumentos, pruebas, técnicas y test

En la literatura científica podemos encontrar diferentes instrumentos, técnicas o procedimientos para realizar la evaluación psicológica. No obstante, ¿sabemos las diferencias entre cada uno de ellos?

En el siguiente apartado, trataremos de realizar una definición clara y precisa de cada uno de ellos, intentando que el lector establezca las diferencias existentes entre cada uno de estos conceptos.

Instrumento

En palabras de Fernández-Montalvo (1997) un instrumento es todo aquello que el evaluador puede utilizar como legítima fuente de datos acerca de un sujeto [4]. En resumen, dentro de este grupo se incluirá todo aquello a partir de lo cual podemos obtener datos.

Prueba

Según Gregory (2001) las pruebas son procedimientos estandarizados mediante el cual una conducta es descrita en categorías o puntuaciones [5].

Técnica

En palabras de Fernández Ballester (1999) el concepto de técnica haría referencia a todos aquellos dispositivos mediante los cuales podemos obtener o recoger información sin ningún tipo de material tipificado [2].

Puede ser definida como un sistema de recogida de información en la que los estímulos pueden o no estar tipificados, por ejemplo existen las entrevistas cerradas cuyas preguntas son iguales en todos los sujetos, o las entrevistas abiertas en las que varían las preguntas de un sujeto a otro.

Test

Según la definición aportada por Moreno Rosset en el años 2005 los test son instrumentos estandarizados y tipificados que nos informan de la puntuación obtenida por un sujeto en relación a su grupo de referencia.[7]. En contraposición con las técnicas, se trata de instrumentos estandarizados y tipificados.


Condiciones que debe reunir un buen test o técnica (Moreno, 2005).

  • Un test o técnica debe facilitar la mayor información posible.
  • Debe aplicarse en el menor tiempo posible, reduciendo los costes de su aplicación.
  • No debe influir de manera notable sobre el evaluado.
  • Cumple los requisitos psicométricos oportunos, los cuales deben cumplirse siempre para garantizar la fiabilidad del mismo.

Concepto de Valoración (Evaluation)

No debemos confundir la evaluación psicológica con la valoración ya que en ocasiones se tomen como sinónimos son términos completamente distintos.

En palabras de Fernández Ballesteros (1999) la valoración psicológica es la investigación del mérito, valor o éxito de tratamientos, intervenciones o programas concretos llevados a cabo con el fin de producir cambios comportamentales en el contexto social [2].

En resumen, el concepto de evaluación hace referencia al proceso y herramientas necesarias para el análisis psicológico de los sujetos; mientras que el concepto de valoración haría referencia a un conjunto de actividades necesarias para establecer la eficacia de un programa o intervención [1].


Características de la valoración Fernández Ballester (1999)

  • La información es imprescindible para tomar decisiones. Las fuentes pueden ser diversos enfoques y/o análisis. Podemos establecer la valoración como un sinónimo de sopesar, para ello necesitamos un mínimo de información, cuando tenemos poca información elegir es más fácil. Sin embargo, para valorar necesitamos una mínima información que obtenemos de la Evaluación del paciente.
  • Los datos finales siempre deben permitir la mejora del programa en marcha
  • Es preciso tener siempre en cuenta los objetivos a corto, medio y largo plazo, es decir, no debemos centrarnos en exclusiva en los resultados finales. El resto de datos nos pueden permitir mejorar el programa garantizando mejores resultados.
  • En relación al punto anterior, deben tenerse en cuenta tanto los efectos deseados como no deseados.
  • El análisis siempre debe ser multivariado, ya que la información proviene de diferentes fuentes y contextos.
  • Los sistemas y procedimientos mediante los cuales se obtiene la información deben ser fiables, validos y útiles

Referencias bibliográficas

  1. Fernández-Ballesteros, R. (1985). Evaluación psicológica y evaluación valorativa.Evaluación psicológica, 1, 7-31.
  2. Fernández-Ballesteros, R., & Zamarrón, M. D. (1999). Evaluación en la vejez: algunos instrumentos.Clínica y Salud, 10(3), 245-286.
  3. Fernández Ballesteros, R. (2000). Evaluación psicológica y tests.La evaluación psicológica en el año, 1-26.
  4. Fernández-Montalvo, J., & Odriozola, E. E. (1997).Manual práctico del juego patológico: ayuda para el paciente y guía para el terapeuta. Pirámide.
  5. Gregory, R. J., & Ruiz, V. O. (2001).Evaluación psicológica: historia, principios y aplicaciones. Editorial El Manual Moderno.
  6. McReynolds, P. (1975). Historical antecedents of personality assessment.Advances in psychological assessment,3, 477-532.
  7. Moreno Rosset, C. (2005). Evaluación psicológica: Concepto, proceso y aplicación en las áreas del desarrollo y de la inteligencia.
Carla Andreia Carvalho Gómez

Carla Andreia Carvalho Gómez

Grado en Psicóloga. Formación en Neuropsicología

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] evaluaciones cognitivas online de CogniFit pueden sustituir completamente a las evaluaciones tradiciones en […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *