Función Ejecutiva, ¿todo o nada?

Introducción

El término de función ejecutiva fue aportado por Joaquín Fuster (1980) en los años ochenta, mediante su teoría general sobre la corteza prefrontal en la cual planteó la importancia de ésta en la estructura temporal de la conducta [1].

Sin embargo, a pesar de la aportación de este autor, fue Muriel Lezak (1989) quien popularizó el término años más tarde.

En concreto, definió las funciones ejecutivas como las habilidades mentales que permiten llevar a cabo la formulación de metas y la planificación necesaria para llevar a cabo una conducta eficaz, creativa y socialmente aceptada [3].

No obstante, a pesar de los esfuerzos realizados por estos autores, parece ser que fue Alexander Luria quien esbozó, sin saberlo, el concepto por primera vez a través de su libro “Higher Cortical Functions in Man (1966) “.

En esta obra, el autor define el constructo a partir de la descripción de diferentes casos de pacientes con lesiones prefrontales.

Estas lesiones que afectaban a la iniciativa, la motivación, el autocontrol conductual y a la formulación de metas y planes de acción de estos sujetos.

Por ello, a raíz de sus observaciones, Luria plantea la existencia de una actividad cognitiva que regule el comportamiento humano y que permita actuar para conseguir una meta con una intención definida, constructo que hoy conocemos como función ejecutiva [4].

Definición actual

En la actualidad, el desarrollo de técnicas de exploración funcional y baterías neuropsicológicas computarizadas han permitido refinar el concepto; siendo la función ejecutiva definida como un conjunto de habilidades cognoscitivas que permiten el diseño de planes y programas, la monitorización de tareas, la anticipación y establecimiento de metas la selección precisa de los comportamientos y las conductas y la flexibilidad en el trabajo cognoscitivo y su organización en el tiempo y en el espacio para obtener resultados eficaces en la resolución de problema [5].

Dicha definición, no es más que un definición de pormenorizada de un conjunto de procesos cognitivos vinculados al funcionamiento de los lóbulos frontales [5].

Dicha redefinición ha llevado, en los últimos años, a intentar acortar las habilidades o capacidades que componen dicho concepto. En esta línea, Golberg (1946- ), seguidor de Luria; equipara dicha función cognitiva al director de orquesta en su libro “El cerebro ejecutivo”.

En este sentido, el lóbulo frontal, estructura principal que sustenta esta función, sería el encargado de recibir información procedente de otras áreas cerebrales con el objetivo de combinarla para realizar la conducta objetivo [2].


Conclusiones

Como podemos observar, se trata de un dominio con una alta complejidad subyacente. Por ello, su estudio resulta arduo y complicado, ya que analizar cada uno de sus componentes así como su peso factorial resulta bastante complejo y, en algunas ocasiones confuso.

Sin embargo, aunque a simple vista parezca que existe un consenso en torno a esta función, la realidad es contraria, ya que son muchos los autores que en la actualidad intentan definir y estudiar de forma exhaustiva dicho dominio cognitivo.

Muchos de ellos, sugieren que dentro de este dominio podría situarse la memoria de trabajo y la inhibición, como componentes a tener en cuenta en la definición de este constructo, en lugar de dominios aislados de la cognición [7].

De esta forma, si analizamos la función ejecutiva atendiendo a estas características nos daremos cuenta que esta podría ser entendida como un todo.

Sin embargo, otros autores, consideran que la función ejecutiva no es más que un mero invento, ya que si se analizan de forma pormenorizada cada uno de sus componentes, observaremos que estos no son más que procesos pertenecientes a otras funciones cognitivas.

Por tanto, a raíz de estas afirmaciones, surge la siguiente cuestión: ¿puede ser la función ejecutiva entendida como un todo, o por el contrario es un mero invento del ser humano?

Panorama actual

Actualmente, el debate sigue vigente. Sin embargo, a pesar de la existencia de dicha discusión, en torno a cuáles son los componentes o factores que integran dicho dominio, todos los autores parecen coincidir en definir la función ejecutiva como un conjunto de factores organizadores, subyacentes a las demás actividades cognicitivas.

De todo ello, se deprende la necesidad de seguir investigando como el objetivo de logar un constructo común y compartido por todos los profesionales del campo, logrando de esta forma resultados homogéneos en las investigaciones y resultados satisfactorios en los tratamientos, que permitan disminuir la incapacidad subyacente, logrando un actividad funcional en todos los pacientes afectados.


Referencias bibliográficas

  1. Fuster, J. M. (1988). Prefrontal cortex (pp. 107-109). Birkhäuser Boston.
  2. Goldberg, E. (2001). The executive brain. New York: Oxford University Press.
  3. Lezak, Muriel D. (Ed), (1989). Assessment of the behavioral consequences of head trauma. Frontiers of clinical neuroscience, Vol. 7., (pp. 113-143). New York, NY, US: Alan R. Liss, xiii, 224 pp.
  4. Luria, A. R. Higher cortical functions in man. (1966). New York: Basic Books
  5. Pineda, D. (2000). La función ejecutiva y sus trastornos. Revista de neurología, 30(8), 764-768.
  6. Redolar Ripoll, D. (2014). Neurociencia Cognitiva. Madrid: Panamérica.
  7. Tirapu Ustárroz, J., Rios Lago, M., & Maestú Unturbe, F. (2008). Manual de Neuropsicología. Barcelona: Viguera Editores S.L.
  8. Trujillo, N., & Pineda, D. A. (2008). Función ejecutiva en la investigación de los trastornos del comportamiento del niño y del adolescente. Revista Neuropsicología, Neuropsiquiatría y Neurociencias, 8(1), 77-94.
Carla Andreia Carvalho Gómez

Carla Andreia Carvalho Gómez

Grado en Psicóloga. Formación en Neuropsicología

29 comentarios

Trackbacks y pingbacks

  1. […] Las Funciones Ejecutivas es otro de los dominios cognitivos que podemos trabajar a través de este juego. Concretamente, la planificación y organización, son procesos esenciales que se deben poner en marcha para convertirse en vencedor de la partida. […]

  2. […] igual que la escala de visopercepción, dentro de la escala de Función Ejecutiva escala del CUMANES únicamente se incluye una prueba que consiste en que el niño una mediante una […]

  3. […] Las Funciones Ejecutivas es otro de los dominios cognitivos que podemos trabajar a través de este juego. Concretamente, la planificación y organización, son procesos esenciales que se deben poner en marcha para convertirse en vencedor de la partida. Cada jugador debe tener muy clara cuáles son sus estrategias, planificando y organizando cada movimiento. De esta forma, podrán convertirse en ganador de Triominos tras ser el primero en colocar todas sus fichas en el tablero. […]

  4. […] las Funciones Ejecutivas sean las funciones cognitivas con mayor carga en este juego. Concretamente, a través de Capitán […]

  5. […] El objetivo final es la evaluación de las Funciones Ejecutivas en […]

  6. […] las Funciones Ejecutivas sean las funciones cognitivas con mayor carga en este juego. Concretamente, a través de Rainbow se […]

  7. […] las Funciones Ejecutivas sea una de las funciones cognitivas con mayor carga en este juego. Concretamente, como mucho de […]

  8. […] pueden trabajar diferentes aspectos cognitivos tales como la atención, la memoria de trabajo o las funciones ejecutivas, ya que en todo momento niños y niñas deben tener presente las instrucciones dadas para llevar a […]

  9. […] ¿Agrupamos?. Podemos ofrecer al niño o niña la baraja de cartas pidiendo que las agrupe en función de un criterio. Posteriormente, pediremos que nos explique por qué ha organizado así las cartas. De esta forma trabajaremos la categorización, uno de los componentes de las Funciones Ejecutivas. […]

  10. […] diversas alteraciones en diferentes dominios cognitivos, incluyendo la atención, la memoria, las funciones ejecutivas y las habilidades visoespaciales, entre otras [4]. (adsbygoogle = window.adsbygoogle || […]

  11. […] y neuroquímicos causados por maltrato pueden crear déficits en todas las áreas de la función ejecutiva, incluso a una edad temprana […]

  12. […] esto, incluye una limitación en el razonamiento, la planificación, la resolución de problemas y el pensamiento abstracto […]

  13. […] funciones ejecutivas se relacionan con la planificación, ejecución y regulación de la conducta, por lo tanto, un […]

  14. […] flexibilidad cognitiva es un componente específico de nuestra actividad y las funciones ejecutivas. Entendemos por el flexibilidad cognitiva la capacidad que se tiene para la realización de cambios […]

  15. […] cognitivos que se han visto afectados en estos estudios son: la velocidad de procesamiento, las funciones ejecutivas, la memoria de trabajo y la memoria episódica [7]. También, se han visto déficits en la […]

  16. […] 1919 Kraepelin ya documentó la presencia de un deterioro en las funciones ejecutivas de los pacientes esquizofrénicos, describiendo alteraciones en la anticipación, la resolución de […]

  17. […] fue el primer autor que definió las funciones ejecutivas (FE) sin utilizar este término concreto, allá por el año 1980, reseñando que pacientes con […]

  18. […] para solventar un problema nuevo o complejo, síntesis mental para acciones no rutinarias, planificación y regulación de conductas adaptativas y dirigidas a una meta, resolución de problemas, […]

  19. […] apuesta por la formación de calidad. Por ello, sorteamos el libro sobre Evaluación de las Funciones Ejecutivas escrito por Alberto García Molina con el fin de que puedas seguir formándote en el […]

  20. […] apuesta por la formación de calidad. Por ello, sorteamos el libro sobre Evaluación de las Funciones Ejecutivas escrito por Alberto García Molina con el fin de que puedas seguir formándote en el […]

  21. […] el planteamiento integrador de Tirapu y colaboradores. Dicho autores definen el concepto de funciones ejecutivas como la capacidad de hallar soluciones para un problema novedoso, llevando a cabo predicciones de […]

  22. […] lo que respecta a la funciones ejecutivas los resultados parecen más claros. La mayoría de los estudios parecen coincidir en las […]

  23. […] funciones ejecutivas, entre otras cosas, son las encargadas de la capacidad de planificación, organización, gestión […]

  24. […] ya que pueden aparecer problemas de concentración, atención, dificultades para memorizar o para resolver problemas complejos de la vida diaria, entre otras […]

  25. […] los últimos años, ha tomado forma el concepto de función ejecutiva, que es la última instancia en el control, la regulación y dirección de la conducta […]

  26. […] que la memoria de trabajo participa de forma significativa en funciones cognitivas tales como el razonamiento, la planificación o la toma de decisiones [6]. De este planteamiento deriva la idea de que, la memoria de trabajo es más que una simple […]

  27. […] función ejecutiva podría definirse como un conjunto de habilidades cognoscitivas que permiten el diseño de planes y […]

  28. […] corteza prefrontal, región cerebral que nos distingue como humanos pues es la sede de las llamadas funciones ejecutivas, las cuáles son fundamentales en el desarrollo de las personas. Éstas son mejorables, por lo que […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *