Hungry Shark - Atomo Games

Hungry Shark: un juego para trabajar la atención y el cálculo de Atomo Games

Ficha técnica

Hungry Shark - Atomo Games
  • Título: Hungry Shark
  • Autor: Eugeni Castaño
  • Ilustrador: Ramsés Bosque
  • Edad recomendada: 6+
  • Número de jugadores: 2 – 8 jugadores
  • Tiempo de juego: 10 – 15 minutos
  • Idiomas: español e inglés
  • Empresa: Atomo Games

Instrucciones

El Hungry Shark podría ser clasificado como un juego de atención, en el cual se pueden distinguir hasta tres modalidades de juego diferentes según el nivel de complejidad. 

Modalidad 1

Hungry Shark - Atomo Games

En primer lugar se clasifican las cartas en tres montones de 18 cartas. Posteriormente, se volteará la carta del centro y acto seguido la de ambos lados. El objetivo final de esta modalidad es contar el número total de peces que aparecen en las tres cartas. Debemos tener en cuenta que ni los pulpos ni los tiburones cuentan como peces. Por lo tanto, no los tendremos en cuenta a la hora de contar. El primer jugador en dar la respuesta correcta se llevará las cartas sobre la mesa.

Funciones cognitivas 

A través de esta primera modalidad trabajamos distintos aspectos cognitivos. Concretamente, la mayor carga se centra en los aspectos atencionales, perceptivos y aquellos relacionados con la inhibición y la velocidad de procesamiento.

Además, de lo comentado esta versión es una excelente herramienta para trabajar aquellas destrezas relacionadas con el cálculo. Pues el objetivo último de cada partida, es contar el número de peces que aparecen en las tres cartas.

Modalidad 2

Hungry Shark - Atomo Games

La dinámica es semejante a la versión anterior. Sin embargo, en esta ocasión tanto tiburones como pulpos adquieren un papel relevante. Nuevamente debemos contar el número de peces que aparecen en el conjunto de las tres cartas. Sin embargo, debemos tener en cuenta el rol tanto de tiburones como de pulpos.

  • Pulpos: Protegen a los peces que se encuentren delante de ellos
  • Tiburones: Se comen a todos los peces que se encuentre delante de ellos

Teniendo en cuenta esta información, tras desvelar las tres cartas, deberemos indicar nuevamente el número de peces. Cada jugador solo dará una respuesta por ronda. Por lo tanto, deben evitarse las respuestas automáticas.

Funciones cognitivas

Además de todos los aspectos cognitivos comentados anteriormente, en modalidad también se ponen en marcha los mecanismos relacionados con la memoria de trabajo. En esta versión es necesario que cada jugador mantenga «online»  la información relativa al papel de tiburores y pulpos para dar la respuesta adecuada en cada momento. 

Modalidad 3

Esta nueva modalidad sigue la misma metodología que la versión 2, teniendo en cuenta el papel tanto de tiburones como de pulpos. Sin embargo, introduce un nuevo aspecto que aumenta la complejidad del juego. Concretamente, en cada esquina de las cartas centrales podrás encontrar diferentes símbolos que determinarán el modo de proceder en cada jugada.

  • Pez: Si aparece un pez, el jugador debe decir el número total de peces del tipo indicado
  • Pez tachado: Si aparece un pez tachado, el jugador debe decir el número total de peces que no se come el tiburón sin tener en cuenta el tachado
  • Más: Si aparece un símbolo más, el jugador debe decir el tipo de pez más numeroso que no ha sido comido por los tiburones. 
  • Menos: Si aparece un símbolo menos, el jugador debe decir el tipo de pez menos numeroso que no ha sido comido por los tiburones. 
  • Multicolor: Si aparece este símbolo, debe decir el total de peces que no han sido comidos por los tiburones. 

Por lo tanto y, teniendo en cuenta esta información, además de los aspectos cognitivos comentados en las versiones anteriores, en esta modalidad también se ponen en marcha los mecanismos relacionados con la flexibilidad cognitiva, íntimamente ligado a las Funciones Ejecutivas

De esta forma, en cada partida, el jugador deberá cambiar el criterio de clasificación y conteo, evitando quedar anclado en la utilización de criterios previos. Esta modalidad de juego, podrá por tanto en marcha los mecanismos relacionados con la flexibildiad cognitiva.

Ventajas

Como hemos comentado en los apartados anteriores, el Hugry Shark es un excelente juego para trabajar diferentes aspectos cognitivos, sobretodo, aquellos relacionados con la atención y la velocidad de procesamiento, además del cálculo. Aunque si bien es cierto que la distintas modalidades nos permiten poner en marcha distintas funciones cognitivas, quizás en las mencionadas se encuentre la mayor carga de este juego.

Por tanto y, teniendo en cuenta lo comentado, podemos decir que Hungry Shark es una excelente herramienta para el trabajo con niños y adultos, tanto en sesiones de estimulación cognitiva como de neurorrehabilitación. 

Limitaciones

Después de probar el producto que nos enviaron nuestros amigos de Atomo Games , hasta el momento no hemos encontrado ningún tipo de limitación relacionada con este recurso.

Aunque si bien es cierto, a pesar de no encontrar ningún tipo de limitación, nos gustaría hacer una aclaración o sugerencia. Recomendamos el uso desde el nivel más básico hasta los más complejos, evitando la desmotivación o frustración tanto de niños y adultos ante tareas o actividades que no pueden completar debido a la complejidad subyacente de las mismas.

Carla A. Carvalho Gómez

Carla A. Carvalho Gómez

Grado en Psicóloga. Formación en Neuropsicología

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *