¿LA MÚSICA COMO HERRAMIENTA TERAPÉUTICA?

Introducción

La música tiene gran influencia en lo físico y en lo moral, estado de ánimos, sentimientos, emociones, conducta, comportamiento, etc.

Conocemos los efectos que puede llegar a tener sobre los animales, el desarrollo cognitivo, expresión de las emociones y sentimientos, acelera o aminora la actividad, etc.


¿Podríamos vivir sin música?

Para contestar esta pregunta deberíamos tener en cuenta que hasta en los anuncios publicitarios tienen en cuenta la música para crear vínculos emocionales con los productos, la melodía de un teléfono, la música de un centro comercial, las cabeceras de los programas de radio y televisión, etc.

Definitivamente la música forma parte de nuestras vidas, desde casi los mismos orígenes de nuestra especie, y nos acompañará para siempre, incluso desde antes de nacer.

Diversos estudios se han dedicado a abordar la influencia que ejerce la música en el feto en el vientre materno. Partiendo que el feto es capaz de escuchar sonidos desde una determinada fase de su desarrollo ( se estima que es entre la semana 8-12 cuando reacciona a sonidos y vibraciones).

Se puede hablar de los siguientes beneficios de que una mujer embarazada escuche música [2,7]:

  • Estimula la frecuencia cardíaca y la actividad cerebral.
  • Fortalece los vínculos entre la madre y el bebé.
  • Favorece el bienestar, etc.

La música influye verdaderamente en el comportamiento humano

Decía Platón: “ Este arte contaba ciertamente con la eficacia del razonamiento de domina la inteligencia, pero mayormente con el hechizo ejercido en el alma por el elemento sensible, la música de la lengua. Del éxito oratorio se derivan el honor, la gloria y el poder, que es todo cuanto puede ambicionarse, el fin inmediato del discurso, el sentido en que ha de mover el ánimo es indiferente.”[2]

La música ha desempeñado un papel fundamental en la historia, desde que el hombre es hombre. Se utiliza para muchas cosas, como medio de relajación, para bailar, para sentir placer sólo al escucharla, para unir a personas… es un arte con el que nos encontramos a diario desde que nos levantamos hasta que nos acostamos. Sería todo muy diferente sin la música [2].

Como ya he comentado antes, existen diversos estudios realizados en esta línea, con el fin de obtener evidencia científica, durante el desarrollo embrionario y la exposición a la música o no.

Todos ellos afirman que se producen beneficios a nivel neurológico que son evidentes e importantes para las subsiguientes fases del desarrollo cognitivo posteriores al nacimiento.

Se basa en la evidencia de que la música favorece la neurogénesis, la generación de nuevas neuronas. Un aumento de las neuronas favorece los procesos cognitivos del individuo [2].

Cuando la estimulación musical de los niños y adolescentes, es un proceso intencionado, que no sólo la reciben de una manera pasiva, la audición de ciertas piezas musicales, los beneficios aumentan[2]


Ventajas que puede tener la educación musical

  1. Se pueden apreciar cambios a nivel fisiológicos (ritmo cerebral, circulación, respiración, digestión,  metabolismo, tono muscular, sistema inmunológico o actividad neuronal…)
  2. Favorece el aumento de la capacidad nemotécnica, de atención y de concentración. Incrementa el rendimiento en el trabajo, estimula el análisis, la síntesis y el razonamiento, por lo tanto el aprendizaje.
  3. Facilita la resolución de problemas matemáticos y de razonamiento mental complejo. Fortalece el aprendizaje y contribuye a mejorar su lenguaje, así por ejemplo con la letras de las canciones, además de favorecer su discriminación auditiva, puede enriquecer el vocabulario.
  4. Promueve nuevas vías de expresión y por tanto, de canalización de las emociones. Despierta y desarrolla emociones y sentimientos que pueden modificar su estado de ánimo y promover la reflexión, además de fomentar el autocontrol.
  5. Al ser una actividad a combinar con el baile u otras actividades físicas, favorece el desarrollo muscular, el control del equilibrio, la estimulación de varios sentidos.
  6. Su aptitud musical y su coordinación motriz se desarrollan mucho y aprenden a disfrutar con la música. La expresión corporal se ve favorecida.
  7. Es una fuente inagotable para la estimulación de la creatividad.
  8. Fomenta una mejor autoestima. Les ayuda a lograr autonomía en sus actividades habituales (rutinas) asumir el cuidado de sí mismo y del entorno y a ampliar su mundo de relaciones.<
  9. Facilita los vínculos personales y el desarrollo de habilidades sociales.
  10. Contribuye a agilizar la rapidez con la que el cerebro es capaz de procesar el habla y por tanto, ayuda a que el sistema auditivo del niño sea más eficiente. Consigue una mayor precisión para percibir y abstraer estímulos visuales y auditivos. Favorece el desarrollo del sentido del orden [4,6]

La música como herramienta terapéutica

La creación de la musicoterapia, ha sido un modo de utilizar la música con fines positivos. A través de los oídos, capta todo tipo de mensajes acústicos pero también interpreta esos mensajes, entonces intentemos que éstos sean positivos.

La música es mensajera de alegrías, penas, esperanzas o de tristezas, quien la escucha es quien tiene el poder de seleccionar lo que desea escuchar, debemos hacer una historia musical, sin olvidar que la música se asocia a determinados sentimientos, emociones, vivencias, etc. por lo que lo que resulta para unas personas no siempre resulta para otras, con la misma finalidad. En determinadas etapas de nuestras vidas una música nos puede despertar unas sensaciones diferentes que en otras circunstancias.

Musicoterapia

La musicoterapia consiste en usar la música de un modo terapéutico, dónde los objetivos de intervención se establecen y determinan teniendo en cuenta el ámbito de aplicación dónde la terapia se lleve a cabo.

En el año 1996 la Federación Mundial de Musicoterapia- World Federation of Music Therapy (WFMT) la definió como: El uso de la música y/o elementos musicales (ritmo, sonido, armonía y melodía) por un psicoterapeuta especializado con un cliente o grupo de clientes en el proceso diseñado para facilitar y promover comunicación, relación, aprendizaje, movilización, expresión, organización y otros objetivos terapéuticos relevantes, con el fin de lograr cambios y satisfacer necesidades físicas, emocionales, mentales, sociales y cognitivas.

La musicoterapia tiene como objetivo desarrollar el potencial y/o reparar funciones del individuo para que así pueda alcanzar la integración inter e intrapersonal y consecuentemente alcanzar una mejora de la vida a través de la prevención, rehabilitación y tratamiento [1].

En el Hospital Universitario La Paz hace años que hacen un programa terapéutico Musicoterapia para niños ingresados, ya que la música produce una mejora en el estado físico y psicológico del paciente.

Es un complemento terapéutico al tratamiento médico de los menores ingresados en el hospital. Creado en 2003 en la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos, se ha extendido a Oncología Pediátrica, Trasplantes y Neonatología infantil [5].


Referencias bibliográficas

  1. Del Olmo Barrios, M.J. Musicoterapia con bebés de 0 a 6 meses en cuidados intensivos pediátricos. U.A.M. Facultad de Medicina. Madrid.2009.
  2. Estupiñan Diaz, J.D. La música como influencia en los patrones de comportamiento del ser humano. Www.monografias.com.
  3. Faros. Sant Joan de Déu Barcelona Hospital. 10 de octubre de 2017.
  4. Quicios B. La influencia de la música en el desarrollo cognitivo en los niños. 20.oct.2015. Blog familiar de babyradio.
  5. Sanchez Carbonell, A. Musicoterapia en el Hospital La Paz. Crónica Norte. 26.Junio.2013.
  6. Sarget Paos, M.ª Angeles. La música en la educación infantil: estrategias cognitivo-musicales. Revista de la facultad de educación de Albacete, ISSN 02/4-4824, N.º 18. Pag 197.
  7. Sheichi, S., Saboory, E., Cell, J. Neuroplasticity changes of rat brain by musical stimuli during fetal period. Int Neurourol J. 2013 sep; 17(3): 107-13.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *