¿Qué son las necesidades del desarrollo?

Introducción

Todos los seres humanos tenemos un conjunto de necesidades que debemos satisfacer para poder disfrutar de un desarrollo personal y social óptimo. Estas necesidades se han definido y descrito desde diferentes corrientes teóricas, dando lugar a distintas perspectivas e implicaciones sociales [2].

Según las teorías más influyentes, como la de Maslow, estas necesidades son universales y están jerarquizadas [2].

Según este autor para que puedan satisfacerse las necesidades superiores es necesario que previamente estén cubiertas, en mayor o menor medida, las necesidades básicas [2].

De forma más reciente, distintas teorías han empezado a tener en cuenta las características específicas de la infancia a la hora de analizar las necesidades humanas [2].

De todas las etapas del ciclo vital, la infancia constituye la etapa en la que tienen lugar más procesos de desarrollo y cambios de mayor intensidad, es decir, el desarrollo se fragua fundamentalmente durante la infancia [2].

Aunque la satisfacción de necesidades es fundamental en todas las etapas del ciclo vital, la infancia constituye una etapa en la que es imprescindible cubrir estas necesidades para asegurar un crecimiento y un desarrollo saludable. La salud física y la autonomía son las necesidades básicas del desarrollo infantil, son necesidades universales y garantes en la supervivencia humana [2].

Necesidades durante la infancia

En la infancia, las necesidades se relacionan con las distintas facetas del desarrollo. Todas las necesidades deben ser cubiertas de forma adecuada para asegurar un desarrollo óptimo y ajustado. Distinguimos diferentes tipos de necesidades [2]:

  • Seguridad, el crecimiento y la supervivencia.
  • Desarrollo emocional.
  • Desarrollo social.
  • Cognición.
  • Desarrollo cognitivo y lingüístico.

Aunque estos cuatro tipos de necesidades son universales y están presentes durante toda la infancia, no pueden satisfacerse del mismo modo en edades distintas ni con niños diferentes [2].

Las necesidades de los menores cambian a medida que los niños crecen y cada uno tiene un desarrollo particular y unas necesidades específicas [2].

Durante la infancia, las niñas y los niños tienen un amplio conjunto de necesidades que deben ser cubiertas de forma adecuada para asegurar su desarrollo [2].

Las madres, los padres, los educadores y los adultos cercanos a los niños/as son las responsables de atender y cubrir las necesidades de desarrollo durante la infancia [2].


Necesidades de desarrollo durante la primera infancia (0-2 años)

La primera etapa es fundamental para el desarrollo posterior, ya que en ésta tienen lugar multitud de cambios que serán transcendentales para el desarrollo posterior [2].

Sin embargo, a pesar de la abundancia de hitos normativos, se consolidan importantes diferencias individuales entre unos niños y otros, que nos caracterizan como personas únicas e irrepetibles [2].

Los logros que tienen lugar durante esta etapa son posibles gracias a dos factores: la maduración y la estimulación [2].

La maduración biológica permite la canalización y posibilita potencialidades de desarrollo, mientras que por otro lado la estimulación facilita la diferenciación.

Durante esta etapa la familia constituye un contexto fundamental, padres y madres actuarán como agentes socializadores responsables de satisfacer las necesidades di niños y niñas [2].

Necesidades relacionadas con la seguridad, el crecimiento y la supervivencia

  • Alimentación, higiene, pautas de sueño adecuadas.
  • Buena atención sanitaria.
  • Supervisión y seguridad física.

La satisfacción de estas necesidades asegurarán el crecimiento físico y el desarrollo psicomotor.

Necesidades relacionadas con el desarrollo cognitivo y lingüístico

  • La exploración y estimulación tanto sensorial como cognitiva.
  • La paricipación en juegos o rutinas que estructuren la realidad mediante la organizacion de la vida cotidiana.
  • Participación en intercambios comunicativos con los adultos que le rodean

La satisfacción de estas necesidades les permitirá avanzar en el conocimiento de la realidad y adquirir las habilidades comunicativas.

Necesidades relacionadas con el desarrollo socio-afectivo

  • Afecto y aceptación incondicional.
  • La sensibilidad ante sus necesidades y disponibilidad permanente para atenderlas.

La satisfacción de las mismas es fundamental para conseguir la seguridad emocional y la confianza en sí mismo.

Necesidades de desarrollo durante la infancia media (2-6 años)

Durante esta segunda etapa, los factores que promueven el crecimiento y desarrollo permanecen constante. Sin embargo, a medida que crecen, el desarrollo se vuelve menos canalizado y aumentan las diferencias individuales [2].

Durante este periodo, asimismo, se produce el acceso de niños y niñas a la escuela. Por lo tanto, a partir de este momento, la escuela compartirá junto a la familia la responsabilidad de satisfacer las necesidades de niños y niñas, convirtiéndose los padres y maestros en principales socializadores [2].

Necesidades relacionadas con la seguridad, el crecimiento y la supervivencia

  • Alimentación, higiene, pautas de sueño adecuadas.
  • Buena atención sanitaria.
  • Actividad física y corporal.

La satisfacción de estas necesidades aseguran el crecimiento y la adquisición de destrezas psicomotoras complejas [2].

 Necesidades relacionadas con el desarrollo cognitivo y lingüístico

  • Exposición a una estimulación rica, variada y adecuada a las características de cada niño.
  • Participación en el contexto escolar.

La satisfacción de estas necesidades promoverá el desarrollo de distintas y complejas estrategias cognitivas [2].

Necesidades relacionadas con el desarrollo socio-afectivo

  • Relaciones estables y seguras con las figuras de apego.
  • Sentirse queridos y aceptados por los iguales y compañeros.
  • Comprender, regular y usar socialmente las emociones.

La satisfacción de estas necesidades es fundamental para construir el autoconcepto y una autoestima adecuada [2].


Necesidades de desarrollo durante la infancia tardía (6-12 años)

Durante esta ultima etapa van concluyendo los procesos madurativos. De esta forma, niños y niñas ya estarán en disposición de alcanzar los mismos logros y capacidades que un adulto [2].

En esta etapa cobra especial importancia los procesos cognitivos y sociales, siendo el grupo de amigos el principal grupo socializador. No obstante, la familia y la escuela aún continúan manteniendo un papel importante en este sentido [2].

Necesidades relacionadas con el desarrollo cognitivo y lingüístico

  • Exposicion a experiencias intelectuales cada vez más complejas, ricas y variadas.
  • Participación en procesos de aprendizaje formal dentro del contexto escolar.

La satisfacción de estas necesidades promoverá la adquisición de nuevos conocimientos y complejas estrategias [2].

Necesidades relacionadas con el desarrollo socio-afectivo

  • Relaciones sociales satisfactorias con el grupo de iguales
  • Seguir disfrutando de un buen apoyo emocional en el contexto familiar.
  • Conocer y tener oportunidad de interiorizar y adoptar los valores propios del entorno emocional.

La satisfacción de estas necesidades permite la adquisición de habilidades sociales y el enriquecimiento de la identidad personal [2].

Referencias bibliográficas

  1. González, J. P., Ullastres, Á. M., & Carretero, M. (1999). Psicología Evolutiva. 2. Desarrollo cognitivo y social del niño. Alianza Editorial.
  2. Martínez, F. G. (2005). Teorías del desarrollo cognitivo. McGraw-Hill.
  3. Papalia, D. E., Olds, S. W., Feldman, R. D., & Salinas, M. E. O. (2005). Desarrollo humano. México, DF: McGraw-Hill.
Carla Andreia Carvalho Gómez

Carla Andreia Carvalho Gómez

Grado en Psicóloga. Formación en Neuropsicología

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] está favorecida, los adolescentes entran en lo que Piaget considera como el más alto nivel del desarrollo cognitivo, cuando desarrollan la capacidad de pensamiento abstracto el cual ocurre aproximadamente a los 11 […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *