¿QUÉ ES LA MEMORIA?

¿Qué es la memoria?

Introducción

La memoria quizás haya sido una de las funciones cognitivas más estudiadas a lo largo de la historia. Son múltiples las definiciones surgidas al respecto; sin embargo no nos centraremos en cada una de ellas. De forma general, podemos decir que la memoria es una función básica, y a la vez, extremadamente compleja y heterogénea del ser humano, pues constituye el mecanismo a través del cual el conocimiento es codificado y almacenado, para posteriormente ser recuperado.

La memoria, por tanto, no es una entidad homogénea y unitaria, y lo que llamamos memoria representa, de hecho, un número de sistemas y subsistemas que interactúan entre sí. En consecuencia, debido a su ubicuidad y heterogeneidad es difícil cualquier intento de definirla y enmarcarla en el cuadro de los demás procesos neurocognitivos [3]


Hacia una clasificación de  la memoria

La investigación de la memoria desde la Neurociencia Cognitiva, ha revelado la existencia de múltiples sistemas. Sin embargo, esta distinción no es relativamente moderna, pues ya en 1804 Schacter sostenía que la memoria no era una función o identidad única, sino que podía descomponerse en tres formas de memoria, las cuales podían actuar independientemente una de otras: la memoria representativa, que era el recuerdo consciente de hechos y eventos; la memoria mecánica o aprendizaje de hábitos y destrezas; y la memoria sensitiva, que definía las modificaciones que los afectos tienen sobre el recuerdo [3]

No obstante, a pesar de las aportaciones de este filosofo francés, quizás H.M sea el caso más famoso y que más publicaciones ha aportado a la Neuropsicología desde su aparición. En concreto, a través de este caso, se realizada la primera distinción entre memoria a corto plazo y memoria a largo plazo [2,4,6].

Tipos de memoria

A continuación se detalla la clasificación de memoria más utilizada en el ámbito clínico.

Memoria a corto plazo

La memoria a corto plazo se refiere a un almacén provisional en el que una cantidad limitada de información se mantiene durante un corto periodo de tiempo, entre varios segundos y minutos. No obstante, autores como Baddeley y Hitch (1974), modificaron y ampliaron éste concepto, rebautizándola como memoria de trabajo. Con este término se hace referencia a un sistema que no sólo permite mantener la información que no está presente en el entorno, sino que también posibilite la manipulación de la misma, interviniendo de esta forma en procesos superiores, tales como el lenguaje, el razonamiento, etc [6].

Memoria a largo plazo

Por otra parte, la memoria a largo plazo hace referencia a la información ya consolidada, en muchas ocasiones permanente, cuya capacidad es virtualmente ilimitada. Tradicionalmente, se han distinguido dos grandes tipos de memoria dentro de este sistema: la memoria implícita y explicita [6].

Memoria implícita o no declarativa

La memoria implícita haría referencia a aquella memoria a la que no se tiene acceso de forma consciente o intencional. Dentro de esta memoria se sitúa el aprendizaje procedimental, referente a la memoria de los hábitos o destrezas motoras, el aprendizaje no asociativo como la habituación y la sensibilización, el condicionamiento clásico y el primming [6] .

Memoria explícita o declarativa

La memoria explícita, por otro lado, es aquella memoria a la que se tiene acceso de forma consciente e intencional. Dentro de este tipo de memoria podemos distinguir dos subtipos: la memoria semántica y la memoria episódica [6].

Memoria semántica. La memoria semántica haría referencia aquel aprendizaje sobre hechos y conocimiento general, independiente de la experiencia [6].

Memoria episódica. Mientras que, la memoria episódica, haría referencia a la memoria de nuestras experiencias personales que ocurren en nuestro día a día e incluye información sobre el tiempo y lugar[6].


Procesos memorísticos

Frente a los defensores de los modelos estructurales, otros autores como Craik y Lockhart (1972) creyeron más interesante centrar sus investigaciones en el procesamiento de la información.

Estos investigadores, tras numerosos estudios, determinaron que la memoria estaría compuesta por tres procesos básicos.

El primero de éstos haría referencia al proceso a través del cual se codifica la información, es decir, al momento en el cual se prepara la información para que ésta pueda ser almacenada.

Posteriormente, una vez que la información ha sido codificada tendría lugar el almacenamiento, etapa caracterizada por el ordenamiento, la categorización o la simple titulación de la información.

Finalmente, tendría lugar la evocación de la información, proceso a través del cual recuperamos la información previamente almacenada. El éxito de esta recuperación dependerá de cómo ha sido almacenada y clasificada la información, de manera que si estos procesos se han realizado correctamente la información será más fácil de localizar y utilizar en el momento que se necesita [1,4].

Conclusiones

Como podemos observar, a pesar de la heterogeneidad y complejidad del sistema mnésico, las investigaciones realizadas, la mayoría de ellas en pacientes con afectaciones relacionadas con este domino cognitivo, nos han permitido definir y clasificar la memoria de forma exhaustiva, siendo quizás el dominio cognitivo en torno al cual existe mayor acuerdo y concenso.

Referencias bibliográficas

  1. Ballesteros Jiménez, S. (1999). Memoria Humana: Investigación y teoría. Psicothema, 705-723.
  2. Dickerson, B. C., & Eichenbaum, H. (2010). The episodic memory system: neurocircuitry and disorders. Neuropsychopharmacology, 35(1), 86-104.
  3. Gómez-Pérez, E., Ostrosky-Solís, F., & Próspero-García, O. (2003). Desarrollo de la atención, la memoria y los procesos inhibitorios: relación temporal con la maduración de la estructura y función cerebral. Revista de neurología, 37(6), 561-567.
  4. Redolar Ripoll, D. (2014). Neurociencia Cognitiva. Madrid: Panamérica.
  5. Ruiz-Vargas, J. M. (1991). Psicología de la memoria. Alianza Editorial.
  6. Tirapu Ustárroz, J., Rios Lago, M., & Maestú Unturbe, F. (2008). Manual de Neuropsicología. Barcelona: Viguera Editores S.L.
Carla Andreia Carvalho Gómez

Carla Andreia Carvalho Gómez

Grado en Psicóloga. Formación en Neuropsicología

32 comentarios

Trackbacks y pingbacks

  1. […] escala de memoria, en contraposición con las anteriores, consta de dos subpruebas, en las que se evalúa de forma […]

  2. […] de los procesos psicológicos me parece algo fascinante. Comprender las bases neurales de cómo memorizamos, qué es atender o las alteraciones que se dan en el cerebro por ejemplo en algunos trastornos […]

  3. […] piezas del Nanoemo también pueden ser utilizadas para la puesta en marcha de los mecanismos mnésicos. Concretamente, para ello se desplegarán las piezas en la mesa o el suelo bocabajo. Una vez que […]

  4. […] memoria es otro de los procesos cognitivos necesarios para la correcta ejecución y desarrollo de las […]

  5. […] la memoria puede ser muy sencillo. Escoge un número de cartas, por ejemplo 6. Déjale un tiempo para que las […]

  6. […] Si llegamos a los 90 años, habremos dormido unos 30 años. El sueño está asociado a funciones inmunes, endocrinas, de aprendizaje y memoria. […]

  7. […] no es el mismo, ya que pueden aparecer problemas de concentración, atención, dificultades para memorizar o para resolver problemas complejos de la vida diaria, entre otras […]

  8. […] que los realizan con frecuencia, se obligan a sí mismas a utilizar estrategias de razonamiento, memoria, atención y […]

  9. […] pasar de lo que recordamos durante unos días o tan sólo unas pocas horas (memoria a corto plazo) a un aprendizaje consistente a lo largo de la vida (memoria a largo plazo) deberemos […]

  10. […] lógico, la creatividad, la orientación espacial, la atención selectiva, la observación, la memoria, el cálculo y los conceptos […]

  11. […] sus víctimas empezaban a perder las facultades mentales, tales como el pensamiento, la memoria y la […]

  12. […] de codificar y recuperar nuestras experiencias personales se denomina memoria episódica. Esta memoria está estrechamente relacionada con el lóbulo temporal medial, incluyendo el hipocampo, el cual […]

  13. […] implica explorar y descubrir la realidad, inventar situaciones a las que dar solución, memorizar reglas y desarrollar la […]

  14. […] TAP postula que las automatizaciones no se han consolidado en la memoria implícita y que se da una menor fluidez en la actividad conductual y cognitiva al verse […]

  15. […] ejemplo, si queremos memorizar un número de teléfono, nos imaginaremos caminando por cada una de las habitaciones de nuestra […]

  16. […] algunos de los procesos mnésicos evaluados, también se observaron diferencias. Así, las muestras de hombres que habían maltratado […]

  17. […] a causa de diversas alteraciones cognitivas que presenta el paciente, de atención, percepción, memoria, aprendizaje, procesamiento de la información, razonamiento, impulsividad y alteraciones […]

  18. […] sin duda el autor más destacado en cuanto a la relación entre la memoria y el olfato fue Marcel Proust con la mítica historia de la magdalena y el té: “en el mismo […]

  19. […] de los signos más frecuentes en la demencia tipo Alzheimer es la perdida de memoria reciente. Estas personas tienden a olvidar la información que han aprendido recientemente. También tienen […]

  20. […] tipo de déficits mnésicos presentan los pacientes con TOC se han dividido en dos grandes grupos: memoria verbal y memoria no verbal. En concreto, los resultados muestran diferencias significativas en lo que respecta al rendimiento […]

  21. […] terciarios (en memoria táctil y visual, en formación de conceptos y en la capacidad de resolución de problemas […]

  22. […] de quejas de memoria preferiblemente corroboradas por un […]

  23. […] ella, no hay aprendizaje, ni memoria explícita ni conocimiento. Para que un alumno preste atención en clase no vale simplemente con […]

  24. […] Alteración en la memoria. […]

  25. […] aparición de diversas alteraciones en diferentes dominios cognitivos, incluyendo la atención, la memoria, las funciones ejecutivas y las habilidades visoespaciales, entre otras [4]. (adsbygoogle = […]

  26. […] trastornos de la memoria son menos frecuentes encontrarlos en población escolar, sin embargo, hay muchas aplicaciones que […]

  27. […] Mientras que, los ambientes deprivados producen cambios plásticos muy variados y heterogeneos, los cuales pueden dar lugar a diferentes comportamientos como consecuencia de los cambios producidos en el lenguaje, la función ejecutiva y la memoria. […]

  28. […] de aprendizaje, memoria, atención, comunicación, vista y […]

  29. […] estudio del concepto de memoria y sus componentes continúa aún en expansión. En la actualidad, podemos observar diferentes […]

  30. […] memoria se define como aquel proceso cognitivo mediante el cual podemos codificar, almacenar y recuperar la […]

  31. […] Distintos estudios han determinado que los adultos que sufrieron maltrato durante la infancia ven reducido el volumen del hipocampo, que es fundamental para el aprendizaje y la memoria [4,10]. […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *