Retraso simple del Lenguaje

Introducción

A diario, los logopedas nos encontramos consultas como esta:“Mi niño tiene 3 años, dice una docena, señala para indicarme lo que quiere, yo lo entiendo perfectamente y sé que mi hijo también nos comprende”, entonces los padres se preguntan angustiados…¿Por qué aún no habla?.

Este artículo trata de dar respuesta al por qué y resumir a grandes rasgos el desarrollo del lenguaje en los primeros meses/años de vida.


Adquisición del lenguaje

Para un correcto desarrollo del lenguaje en el niño durante sus primeros años de vida, es imprescindible una estimulación desde el momento del nacimiento como ya venía diciendo Brunner. Se trata de una estimulación natural, como los padres y el entorno le hablarían a su bebé, algo instintivo del adulto hacia el recién nacido. A medida que la atención e interés del bebé va aumentando el adulto automáticamente regula su lenguaje buscando mejorar y controlarlo para adecuarlo al pequeño sin ninguna norma o patrón establecido, pero si con unas características comunes que recogen Monfort y Juárez:

  • Se habla más despacio, con más pausas y más largas.
  • Utiliza un tono de voz más agudo.
  • Se cuida más la pronunciación.
  • La entonación es más expresiva.
  • Los enunciados son más cortos, simples y completos y suelen ser redundantes, repitiéndose con frecuencia parte o totalidad de estos.
  • Se emplea un número limitado de palabras, usando más diminutivos.
  • Hacen numerosas referencias al contexto, designando o manipulando los referentes concretos de la comunicación.
  • Se utilizan más gestos y mímica. [3]

Interactuando con el medio

El bebé interactúa con el medio a través de otros recursos como pueden ser los balbuceos, el llanto o la mirada. Los mecanismos básicos que rigen la adquisición del lenguaje son la interacción y la imitación, según el enfoque conductista de Skinner.

El niño aprende a hablar porque imita a los adultos mientras que el adulto siempre reforzará al niño para que este vea una causalidad en su acción -causa/efecto- y conseguir mayor números de oportunidades de comunicación verbal.

El ambiente y los estímulos exteriores son fundamentales para la organización de la actividad cerebral. Aunque se trate de un bebé de escasos meses o de un niño de mayor edad, si no se estimula, esa organización de la actividad cerebral se para o se hará de forma incorrecta [3]. Por lo tanto es importante y determinante en la evolución general del niño y en su evolución lingüística la influencia del medio.

El lenguaje compone nuestro pensamiento, por lo que nos permite construir desde esquemas cognitivos hasta nuestra propia personalidad.


Retraso simple del lenguaje

Por lo tanto, la falta de interacción con las personas y el medio, hacen que el bebé en desarrollo no cuente con oportunidades de experiencia y de juego con el inicio del lenguaje.

La tardía aparición del lenguaje expresivo en el niño sin patología asociada se denomina retraso simple del lenguaje.

El retraso simple del lenguaje es el desfase cronológico del conjunto de los aspectos del lenguaje en un niño que no presenta alteraciones evidenciables ni a novel mental, ni sensorial, ni motor, ni relacional.[4]

Padres, la fuente del lenguaje del niño

El ser humano tiene el poder de desarrollar desde el nacimiento una herramienta infinitamente poderosa que nos hace seres únicos, pero es necesaria la ayuda de los progenitores para aprender a comunicarnos verbalmente.

Así como le damos la mano a nuestro bebé para que de sus primeros pasos, debemos acompañarle también durante el proceso de “la explosión de lenguaje”[2], estimulándole y enseñándole a tener curiosidad por este aprendizaje.

El niño, tras esta etapa de “explosión de lenguaje” , que finaliza a los 2 años de vida, se estima que de la totalidad de su lenguaje comprensivo, la mitad sería lenguaje expresivo. [1]

En la mayoría de los casos de retraso simple del lenguaje, los niños realizan peticiones señalando y su deseo es percibido y concedido por los padres, por lo que está creando un patrón incorrecto, un mal hábito donde el niño está en su área de confort y ha aprendido a comunicarse sin lenguaje verbal.

Como consecuencia, dejar pasar los años y esperar a que “comience a hablar” hará que haya un mayor desfase cronológico entre edad actual del niño y su edad lingüística a medida que va creciendo y no va avanzando en su lenguaje expresivo.

En estos casos, desde el área de logopedia debemos hacer intervención con el pequeño, enseñarle a utilizar el lenguaje expresivo y reeducar el entorno del pequeño, los padres deberán tener otro modelo de actuación ante las peticiones de su hijo y facilitarle el acceso al léxico.

Referencias bibliográficas

  1. Gallardo Ruiz, J.R., y Gallego Ortega, J.L. (1993-2000). Manual de logopedia escolar. Un enfoque práctico. Granada: Aljibe.
  2. Jefree, D.M. y McConkey, R. (1979). Ejercicios del lenguaje para niños con dificultades del habla. Madrid: SEREM.
  3. Monfort, M. Y Juárez Sánchez, A. (2013). El niño que habla. El lenguaje oral en prescolar( 15ª ed.). Madrid : CEPE.
  4. Peña-Casanova, J. (2013). Manual de logopedia. Madrid: MASSON.
Andrea Pérez Bada

Andrea Pérez Bada

Logopeda especialista en Neurorrehabilitación de Daño Cerebral Adquirido.

9 comentarios
  1. karina
    karina Dice:

    Bastante claro su artículo, entonces en que momento se debe uno preocupar de algo que ya no sea normal la sobre protección influye en la falta de habla de un niño de 2 años en este caso ?

    Responder
    • Andrea
      Andrea Dice:

      Hola Karina, la sobreprotección hace que muchos padres se anticipen a las necesidades de sus hijos y que, en consecuencia, ellos ya no tengan que comunicarse verbalmente, les basta con señalar o ir hacia el objeto deseado para que ya tengan lo que necesitan sin llegar a esforzarse.
      Gracias

      Responder
  2. Fernanda
    Fernanda Dice:

    Muy buen articulo. Me ocurre eso con mi pequeño, va a cumplir 21 meses y solo dice mamá y papá. Y nos da la mano y nos lleva al sitio cuando quiere algo. En el momento que se lo comente a su pediatra dijo que era normal, que cada niño es diferente. A su enfermero se lo comente a los 18 meses cuando el no decia nada de nada (solo balbuceaba) y dijo que cada niño tiene su ritmo. Luego hace un mes se lo comente a otra pediatra y ella me comento que pida cita con la pediatra y ellos me derivan a una logopeda.
    Porque yo tenga la duda de llevarlo a una…
    Luego una amiga mia, la cual es Profesora de Educacion Infantil con niños de 3 años me dijo que lo ve y esta perfectamente. Que el acude cuando yo lo llamo, y que es muy listo. Si pero, no habla. Entonces mi pregunta es, lo llevo particularmente a una logopeda?
    Espero su respuesta, gracias.

    Responder
    • Andrea
      Andrea Dice:

      Hola Fernanda, ha consultado a diferentes profesionales pero no a un especialista en lenguaje como es el logopeda.

      Para su tranquilidad, es mejor que le exponga el caso de su hijo y que conociéndolo pueda valorar a que nivel está su lenguaje expresivo frente a la edad actual del niño. El logopeda estudiará si existe desfase entre edad y lenguaje para aconsejarle.

      Gracias

      Responder
    • Andrea
      Andrea Dice:

      Hola Raquel, cuanta más diferencia haya entre edad actual del niño y edad de lenguaje expresivo, estaremos ante un caso más complicado ya que el desfase será mayor. Por eso es tan importante una detección precoz e intervenir lo antes posible para lograr una edad psicolingüística similar a la edad del niño.

      Gracias

      Responder
  3. Liz
    Liz Dice:

    Hola me gustaria me des consejo al respecto, tengo un nene de 1 año y 10 meses, decia mama, papa, nene y tete hasta el año y 4 meses pero tube q llevarlo donde mi madre por casi 4 meses en otra ciudad mientras encontraba quien me lo cuidara y aunq siempre se le ha estimulado bastante ahora q esta no dice casi nada… solo me dice gia (en casa de mi madre mi prima le llama a mi mami, tia. Creo q es por eso)y cuando se le pregunta donde esta al esconderse dice aqui, trata de tararear canciones y aplaude… dice adios con la manito y da besos exporadicamente cuando quiere… sigue pocas instrucciones y atiende cuando quiere… al ver esto lo lleve apenas volvimos a estar juntos hace 2 meses a la fonoaudiologa y me dijo poca atencion y recibe pocas ordenes, luego me suguirio terapia grupal e individual y reducir tv y pantallas… ya tiene 3 semanas en un jardin de niños y hemos notado mas atencion y seguimiento de ordenes … no del todo pero si mucho mejor. Aun no pronuncia palabras pero hemos visto cambio… pasa aplaudiendo y cantantando o tarareando… intenta en estos dias decir Bien con respcto a algunas contestaciones de canciones…pensamos q pasaba mucho tiempo solo y ahora q comparte con niños esta mas sociable…q me sugieres.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *