Triominos: un juego para trabajar la atención de Goliath

Ficha técnica

  • Título: The Originl Triominos De Luxe
  • Edad recomendada: 6+
  • Idiomas: español, inglés, francés, portugues, nerlandés, alemán, italiano y polaco
  • Empresa: Goliath Spain

Materiales

  • Instrucciones (reglas del juego)
  • 56 triominos
  • 4 soportes

Edad

Se recomienda utilizar a partir de los 6 años.

Número de jugadores

  • De 2 – 4 jugadores.
  • Está diseñado para jugar en grupo o en familia.

Instrucciones

El Triominos, es un juego similar al dominó tradicional pero con una variante que lo hace único, sus fichas de forma triangular. Sin embargo, a pesar de esta peculiaridad, al igual que el dominó tradicional el objetivo final del juego es deshacerse lo más pronto posible de las fichas. De esta forma, el primero en colocar todos los triominos sobre el tablero se convertirá en el vencedor de la partida.

Tiempo de juego

El tiempo de jugo puede ser variable, entre 10 – 15 minutos aproximadamente, dependiendo del número de jugadores y las edades de éstos.

Funciones cognitivas

A través del Triominos podemos trabajar diferentes funciones cognitivas tales como: atención, percepción y las funciones ejecutivas, al mismo tiempo que, niños y adultos, se divierten jugando en grupo o familia.

Atención

El Triominos, sin duda, nos permite trabajar diferentes aspectos cognitivos. Sin embargo, el que quizás tenga mayor carga tenga en la ejecución de este juego sean aquellos mecanismos relacionadas con la atención. Es esencial que los jugadores, para un correcto desarrollo del juego, pongan en marcha los mecanismos relacionados con este dominio cognitivo. De otra forma, Triominos no podría desarrollarse según las instrucciones indicadas, impidiendo una correcta ejecución de la partida.

A través de la puesta en marcha de la atención, tanto niños como adultos, serán capaces de identificar los distintos números que aparecen en los triominos, colocándolos en el lugar exacto según corresponda. De esta forma, podrán convertirse en los vencedores de la partida.

Percepción

La percepción visual es otro de los mecanismos implicados en Triominos, pues es esencial que los distintos jugadores reconozca los diferentes números a fin de convertirse en ganador de la partida. Para ello, deberán analizar las distintas formas, así como sus características a fin de reconocer los distintos números que aparecen en los triominos. Este reconocimiento, a su vez, permitirá que cada jugador coloque las fichas en el lugar exacto, convirtiéndose en ganador de la partida.

Inhibición

La inhibición es otro de los procesos que podemos trabajar mediante Triominos. Concretamente, este mecanismo se despliega en aquellos momentos en los que los jugadores deben respetar los turnos, colocando única y exclusivamente las fichas cuando así corresponda.

En los niños más pequeños podemos observar cierta tendencia o impulsos de colocar las fichas en el momento que no corresponde, sin respetar al resto de sus compañeros. Sin embargo, el uso de este tipo de juego puede ayudar a enseñar a los más pequeños a respetar al resto de jugadores.

Funciones Ejecutivas

Las Funciones Ejecutivas es otro de los dominios cognitivos que podemos trabajar a través de este juego. Concretamente, la planificación y organización, son procesos esenciales que se deben poner en marcha para convertirse en vencedor de la partida. Cada jugador debe tener muy clara cuáles son sus estrategias, planificando y organizando cada movimiento. De esta forma, podrán convertirse en ganador de Triominos tras ser el primero en colocar todas sus fichas en el tablero.

La memoria de trabajo es otro de los procesos cruciales que forman parte de esta metodología, pues no debemos olvidar que Triominos posee unas reglas que debemos respetar a fin de convertirnos en ganador. Por tanto, para ello se debe mantener esta información “online” hasta el fin de la partida, cosa que no lograríamos si no pusiéramos en marcha los mecanismos relacionados con este proceso ejecutivo.

Cálculo

Finalmente, también se podrían trabajar las destrezas relacionadas con el cálculo. Aunque este proceso no es considerado una función cognitiva como tal algunos autores consideran que su utilización favorece el desarrollo de otros dominios cognitivos tales como la atención.

Dicha destreza se podría trabajar, por ejemplo, indicando al jugador que previamente antes de colocar un triomino sume las cantidades que en éste aparecen. Si queremos complicar la tarea, podemos utilizar otro tipo de operaciones matemáticas tales como las multiplicaciones. De esta forma, aunque no es una tarea que deba realizarse para convertirse en vencedor de la partida, como hemos comentado no servirá para trabajar otros aspectos, en este caso el cálculo.

Ventajas

Como hemos comentado en el apartado anterior, el diseño de Triominos, nos permite trabajar diferentes dominios cognitivos, lo cual lo hace apto para el trabajo en sesiones de estimulación cognitiva tanto con niños como con adultos, por ejemplo.

Limitaciones

Después de probar el producto que nos enviaron nuestros amigos de , hasta el momento no hemos encontrado ningún tipo de limitación relacionada con este recurso.

Carla Andreia Carvalho Gómez

Carla Andreia Carvalho Gómez

Grado en Psicóloga. Formación en Neuropsicología

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *