¿Qué es la Memoria de Trabajo?

Introducción

La memoria de trabajo, también denominada memoria operativa, ha sido descrita como el conjunto de estructuras y procesos que permiten a los animales mantener temporalmente la información activa, posibilitando el procesamiento y la manipulación de la misma cuando ésta ya no está accesible a los sentidos [1-3].

Son muchos los autores que, a través de sus investigaciones, han tratado de esclarecer la relación existente entre la memoria de trabajo y determinadas funciones cognitivas complejas, llegando a la conclusión de que la memoria de trabajo participa de forma significativa en funciones cognitivas tales como el razonamiento, la planificación o la toma de decisiones [6]. De este planteamiento deriva la idea de que, la memoria de trabajo es más que una simple memoria; siendo ésta definida como un complejo sistema de control cognitivo y procesamiento ejecutivo que tiene como fin último guiar adecuadamente el comportamiento de los animales hacia la consecución de un objetivo [5].


Componentes de memoria de la memoria de trabajo

Baddeley en su modelo sobre la memoria de trabajo, propone la existencia de cuatro componentes dentro de este dominio cognitivo [8].

Ejecutivo central. Dicho componente se caracteriza por realizar dos funciones; asignar recursos atencionales al resto de componentes del sistema y realizar los ajustes necesarios según las demandas del medio [8].

La atención es un recurso limitado, por ello, la función principal de este componente es asignar los recursos de manera adecuada. Se trata por tanto de un mecanismo de control activo, cuyo fin último es utilizar la información mantenida y manipulada por los otros procesos para dirigirla a la hacia la resolución de problemas [8].

Bucle fonológico. Se trata de un elemento esclavo cuyo fin último es mantener viva y manipular la información de carácter verbal a lo largo del tiempo, a través del repaso articulatorio de la misma. Esto es posible debido a la existencia de dos subcomponentes: un almacén fonológico de carácter pasivo y un componente motor como el proceso de repetición articulatoria [8].

Agenda visoespacial. Su función es semejante al componente anterior, siendo crítico para la retención de la información sobre objetos espaciales. En concreto, como en el bucle fonológico podemos diferenciar dos subcomponentes: uno más pasivo o de almacén y otro motor [8].

Buffer episódico. En una reformulación posterior, Baddeley, propuso un nuevo componente para completar el modelo, el buffer episódico, cuyo fin último sería trabajar como nexo de unión entre la información procedente de diferentes sistemas para relacionarla con la memoria a largo plazo [8].


Tipos de memoria de trabajo

En la actualidad, existe un continuo debate en relación a la clasificación de este proceso cognitivo. Algunos autores aseguran que, la memoria de trabajo, junto al lenguaje y la función ejecutiva, son los únicos dominios cognitivos en los que no se pueden distinguir o diferenciar diferentes tipos, únicamente procesos.

No obstante, actualmente no existe consenso en torno a dicha clasificación, ya que otros autores se apresuran en establecer diferentes tipos dentro de este dominio cognitivo. En concreto, aseguran que dentro de la memoria de trabajo podrían distinguirse dos tipos: la memoria de trabajo verbal y la memoria de trabajo visual [7].

Memoria de trabajo verbal. Este tipo de memoria ha sido ampliamente estudiado debido a la importancia que posee para la comprensión y producción del lenguaje. Según el modelo propuesto por Baddeley, la manipulación y mantenimiento de este tipo de información estaría relacionada con el bucle fonológico, estrechamente ligado a la corteza temporal izquierda, en concreto, al área de Wernicke y Broca [7].

Memoria de trabajo visual. Por otro lado, la memoria de trabajo visual se relacionaría con el procesamiento de información espacial. En concreto, la manipulación y mantenimiento de este tipo de información estaría relacionada con lo que Baddeley denominó agenda visoespacial, estrechamente ligada a la corteza prefrontal dorsal [7].

Procesos de la memoria de trabajo

Si nos centramos en la definición propuesta por Baddeley y Hitch (1974), observamos que claramente se pueden distinguir dos procesos en esta función cognitiva: el mantenimiento y la manipulación. No obstante, al tratarse de un tipo de memoria, también sería necesario hablar de otros procesos, como son la codificación, el almacenamiento y la evocación.

Codificación. A través de este proceso se prepara la información para que ésta pueda ser almacenada.

Almacenamiento. Etapa caracterizada por el ordenamiento, la categorización o la simple titulación de la información

Mantenimiento. Capacidad para mantener una cantidad limitada de información durante un corto periodo de tiempo, entre varios segundos y minutos.

Manipulación. Hace referencia al mecanismo a través del cual se procesa la información necesaria para las funciones cognitivas de alta complejidad.

Evocación. Proceso a través del cual recuperamos la información previamente almacenada.

Conclusiones

A través de este artículo, somos conscientes de la complejidad de dicho dominio cognitivo, pues en la actualidad el debate relacionado con la clasificación de la memoria de trabajo continúa abierto. Además, alguno autores plantean la memoria de trabajo como un todo, siendo este domino cognitivo independiente de otros. Otros, por el contrario, aseguran que no existe una distinción clara entre esta esfera cognitiva y la toma de decisiones, utilizando ambos conceptos como sinónimos. Por todo ello, se hace patente la necesidad de seguir investigando, con el objetivo de lograr definiciones y clasificaciones exactas, que nos permitan distinguir unos conceptos de otros.

Referencias bibliográficas

  1. Baddeley, A. (2012). Working memory: theories, models, and controversies. Annual review of psychology, 63, 1-29.
  2. Baddeley, A. D., & Hitch, G. (1974). Working memory. The psychology of learning and motivation, 8, 47-89.
  3. Baddeley, A., Logie, R., Bressi, S., Sala, S. D., & Spinnler, H. (1986). Dementia and working memory. The Quarterly Journal of Experimental Psychology, 38(4), 603-618.
  4. Ballesteros Jiménez, S. (1999). Memoria Humana: Investigación y teoría. Psicothema, 705-723.
  5. Etchepareborda, M. C., & Abad-Mas, L. (2005). Memoria de trabajo en los procesos básicos del aprendizaje. Rev Neurol, 40(Supl 1), S79-S83.
  6. Funahashi, S. (2006). Prefrontal cortex and working memory processes. Neuroscience, 251-261.
  7. Redolar Ripoll, D. (2014). Neurociencia Cognitiva. Madrid: Panamérica.
  8. Tirapu Ustárroz, J., Rios Lago, M., & Maestú Unturbe, F. (2008). Manual de Neuropsicología. Barcelona: Viguera Editores S.L.
Carla Andreia Carvalho Gómez

Carla Andreia Carvalho Gómez

Grado en Psicóloga. Formación en Neuropsicología

20 comentarios

Trackbacks y pingbacks

  1. […] memoria de trabajo es otro de los procesos cruciales que forman parte de esta metodología, pues no debemos olvidar […]

  2. […] memoria de trabajo es otro de los procesos cruciales que forman parte de esta metodología, pues no debemos olvidar […]

  3. […] memoria de trabajo es otro de los procesos cruciales que forman parte de esta metodología. Como hemos comentado, […]

  4. […] cognitivas: memoria de trabajo y memoria […]

  5. […] memoria de trabajo es otro de los procesos cruciales que forman parte de esta metodología. Como hemos comentado en […]

  6. […] “en linea” las instrucciones aportadas al principio de cada partida. De esta forma, la memoria de trabajo en este tipo de juego adquiere un rol sumamente […]

  7. […] mediante este juego se pueden trabajar diferentes aspectos cognitivos tales como la atención, la memoria de trabajo o las funciones ejecutivas, ya que en todo momento niños y niñas deben tener presente las […]

  8. […] trabajar la memoria de trabajo a través se Sequencing se puede hacer de diferentes […]

  9. […] abulia y ausencia de motivación y las lesiones de la corteza dorso lateral que se relaciona con la memoria de trabajo y la flexibilidad mental disminuyen las habilidades creativas. Las lesiones orbitofrontales pueden […]

  10. […] memoria de trabajo, también denominada memoria operativa, ha sido descrita como el conjunto de estructuras y procesos […]

  11. […] visto afectados en estos estudios son: la velocidad de procesamiento, las funciones ejecutivas, la memoria de trabajo y la memoria episódica [7]. También, se han visto déficits en la atención y/o concentración y […]

  12. […] Las emociones influyen en los procesos cognitivos (la ansiedad y el estrés afectan a la capacidad de control cognitivo y el estado de ánimo influye en los procesos de pensamiento como la asimilación de la información, la atención y la memoria de trabajo). […]

  13. […] afectado progresivamente al objeto o contexto que le provoca ansiedad, buscando generar una nueva memoria “segura” que eclipse el recuerdo del […]

  14. […] el control inhibitorio y hacia estructuras implicadas en el almacenamiento de la información, la memoria de trabajo […]

  15. […] Pirata es un programa diseñado para estimular la atención, la memoria de trabajo y las funciones ejecutivas en paciente con TDAH de entre 6 y 12 años. En concreto, este programa […]

  16. […] memoria de trabajo, que puede verse afectada por aspectos ambientales y por la cantidad de horas de sueño. Entre los […]

  17. […] memoria de trabajo es un tipo de memoria de corto plazo en la cual interviene la corteza prefrontal, nido de las […]

  18. […] de ellos, sugieren que dentro de este dominio podría situarse la memoria de trabajo y la inhibición, como componentes a tener en cuenta en la definición de este constructo, en lugar […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *