Diez síntomas de alarma de la Demencia tipo Alzheimer

Diez síntomas de alarma de la Demencia tipo Alzheimer

Introducción

El 21 de Septiembre se celebra el Día Mundial del Alzheimer. Desde la Confederación Española de Asociaciones de familiares de enfermos de Alzheimer (CEAFA) ha propuesto que el lema de este año sea “SIGO SIENDO YO”, es decir que las personas afectadas por esta enfermedad continúan siendo las mismas que antes del diagnostico y que se fomente y promueva esta idea y no únicamente el hecho de padecen un demencia.

La demencia tipo Alzheimer (DTA) es una enfermedad neurodegenerativa primaria que se caracteriza por la presencia de deterioro en las diferentes funciones cognitivas, de inicio insidioso y curso progresivo, con afectación en las actividades de la vida diaria de la persona. También suelen aparecer durante el curso de la enfermedad alteraciones a nivel conductual y emocional.

La DTA es la causa más común de demencia, alrededor del 50-60% de los casos de demencia son debidos a la DTA.

La incidencia de esta enfermedad se eleva con la edad, en personas de entre 65-70 años es de 1-3/1000 personas y año y a partir de los 80 años incrementa en 14-30/1000 personas y año. Se ha calculado que en el 2050 habrá aproximadamente 135 millones de personas con esta enfermedad, y en España esta cifra se eleva hasta el 1,5 millones de personas afectadas.

Debido a la gran relevancia que tiene actualmente y tendrá en el futuro esta enfermedad, he creído oportuno exponer cuales eran los 10 signos de alarma de la demencia y así poder realizar un diagnóstico e intervención precoz.


Diez signos de alarma de la demencia tipo Alzheimer

A continuación se expondrán diez signos de alarma de la demencia tipo Alzheimer

Perdida de memoria que afecta al funcionamiento diario

Uno de los signos más frecuentes en la demencia tipo Alzheimer es la perdida de memoria reciente. Estas personas tienden a olvidar la información que han aprendido recientemente. También tienen dificultades para recordar las fechas o eventos importantes, como cumpleaños de familiares, bodas, celebraciones…; Además tienen la necesidad de pedir o preguntar la misma información reiteradamente, ya que han olvidado que lo habían dicho.

Cada vez dependen mas de ayudas externas (agendas, alarmas, notas…) o la ayuda de los familiares para recordar la información.

Esta pérdida de información supone una afectación en su día a día, ya que las personas con estos problemas de memoria no pueden desenvolverse con normalidad y de forma independiente en su vida cotidiana.


Dificultad en la planificación o resolución de problemas

En las fases iniciales de la DTA algunas personas experimentan dificultades importantes en sus capacidades para tomar decisiones, para planificar diferentes tareas (ej: planificar lo necesario para una comida familiar) o bien presentan dificultades en solucionar los problemas que van ocurriendo en su vida diaria.

Uno de los signos que alertan a los familiares son las dificultades que empiezan a tener las personas afectadas, con el manejo del dinero, es habitual que las personas con demencia pierdan el sentido del valor del dinero (se observan: dificultades en el pago o seguimiento de facturas, asuntos bancarios, comprobar el cambio de la compra…)

Dificultad para realizar tareas cotidianas

Es uno de los signos que alerta de forma temprana a los familiares o al entorno de la persona. Empieza a tener dificultad o bien necesitan mucho más tiempo, en realizar algunas tareas en las que antes se desenvolvía con normalidad y de forma casi automática, como por ejemplo, conducir, seguir las normes de tráfico, gestionar su economía, organizar las tareas a realizar ya sea en su trabajo o en casa, seguir las instrucciones de una tarea, organizarse el control y la toma de medicación, la utilización de electrodomésticos más complejos.

Desorientación en tiempo y lugar

Aunque no suele ser un signo que se de en fases iniciales, puede haber casos en los que la desorientación, sobretodo, en tiempo aparece de forma precoz, alertando a la persona que lo padece y a su entorno.

En este caso, suelen aparecer las dificultades en saber en qué día de la semana o en que mes están, así como problemas en comprender situaciones o explicaciones que no se dan en ese mismo momento.


Dificultad para comprender imágenes visuales y la relación de diferentes objetos con el entorno

Pueden aparecer dificultades a la hora de leer, problemas de interpretación de imágenes y de colores, disminución de reflejos que se procesan a través del canal visual, dificultades en el cálculo de distancias. Todo esto puede acarrear problemas en la conducción de vehículos.

Problemas en el lenguaje

Uno de los signos mas frecuentes y precoces son las dificultades en el lenguaje. Empiezan a tener dificultades para seguir el hilo de una conversación, experimentan lapsus en medio de la conversación y no saben cómo continuar o bien pueden repetir varias veces el mismo contenido, esto puede llevar a que se retraigan y participen menos.

Además, su lenguaje verbal disminuye y su contenido se vuelve más empobrecido de lo habitual ya que muestran dificultades en el vocabulario, como no encontrar la palabra que quieren decir, problemas al denominar algún objeto o una excesiva utilización de circunloquios o palabras comodín.

Colocar objetos en lugares equivocados

Suelen dejar los objetos en lugares no habituales y luego no los encuentran, con lo cual los dan por perdidos o bien acusan a otros de que se lo han robado, sobre todo las cosas relacionadas con el dinero, como la cartera, la libreta del banco, etc.

La dificultad en fases iniciales suele encontrarse en que no son capaces de volver hacia atrás para ver donde habían dejado el objeto.

Disminución o perdida del juicio

En las personas con demencia suele verse afectada la capacidad de toma de decisiones, tienen dificultades en analizar las opciones disponibles y ver cual es la más idónea en cada situación, con lo cual pueden verse involucrados de forma más frecuente en engaños.

Pérdida de iniciativa

Otro de los signos que suele alertar a los familiares, es la falta de iniciativa en la realización de actividades que antes les gustaban o le motivaban, se vuelven más apáticas. Las personas con esta enfermedad tienden a reducir el contacto social, ya que a veces son conscientes de sus dificultades y no quieren que los demás se enteren, incluso lo intentan ocultar a sus familiares.


Cambios de humor y/o personalidad

Este es uno de los signos en los que el entorno suele fijarse pero no lo atribuyen a que puede ser debido al inicio de una demencia. Las personas suelen experimentar cambios en su carácter, en su forma de relacionarse con los demás, ya sea en el trabajo como en casa. Estos cambios pueden variar en función de la persona, pero en la mayoría de los casos experimentan: tristeza, síntomas depresivos, irritabilidad, ira, desconfianza, ansiedad.

La aparición de uno de estos signos no significa necesariamente que se padezca la enfermedad pero si se detecta la aparición reiterada de algunos de estos signos debe consultar un médico para que valore si hay indicios de una posible demencia.

Referencias bibliográficas

  1. Alberca Serrano R, López-Pousa S. Enfermedad de Alzheimer y otras demencias (2011). Ed. Panamericana.
  2. Jurado Luque M.ª A, Mataró Serrat M, Pueyo Benito R. Neuropsicología de las enfermedades neurodegenerativas (2013). Ed. Sintesis.
  3. Olazarán Rodríguez J.; Molinuevo Guix J.L.; Peña-Casanova J. Deterioro cognitivo ligero. En Grupo de Estudio de Neurología de la Conducta y Demencias. Sociedad Española de Neurología. Guía oficial para la práctica clínica en demencias: conceptos, criterios y recomendaciones (2009). Prous Science, Barcelona (2009).
Laia Remolà Cabasés

Laia Remolà Cabasés

Psicóloga General Sanitaria (Neuropsicología)

15 comentarios

Trackbacks y pingbacks

  1. […] en el lenguaje y la comunicación. Está dirigido a personas con Daño Cerebral Adquirido, Autismo, Alzheimer, TDAH, TEL, Parkinson, Síndrome de Down y Dislexia, entre muchas otras patologías. Puede ser […]

  2. […] nos viene a la cabeza inevitablemente la demencia tipo Alzheimer. Y no sin razón, ya que la enfermedad de Alzheimer es la demencia más prevalente y, por ende, la más conocida popularmente (aunque desgraciadamente, […]

  3. […] los profesionales del ámbito de la vejez, es, sin duda, diferenciar si nos encontramos ante una demencia, depresión o ambas. Puede parecer, a priori, algo raro o exagerado confundir ambas entidades. En […]

  4. […] mayoría de sujetos con alteraciones cognitivas, tanto DCL como DTA cometen el error mano como objeto, es decir, utilizar una parte de su cuerpo, en este caso las […]

  5. […] enfermedad de Alzheimer representa abarca un 70% de los casos conocidos de demencia [4]. Esta enfermedad se caracteriza por una pérdida de la memoria, disminución de la capacidad de […]

  6. […] demencia tipo Alzheimer (DTA) es una enfermedad neurodegenerativa primaria que se caracteriza por la presencia de deterioro […]

  7. […] vez que pensamos en alguna enfermedad relacionada con la edad, solemos pensar en la demencia tipo Alzheimer. Sin duda es la más conocida también por ser una de las más prevalentes en la población. Sin […]

  8. […] las demencias, el principal síntoma es el deterioro de las funciones cognitivas, aunque existen otros no menos […]

  9. […] incide tanto en la enfermedad de Alzheimer, porque es la que más prevalencia tiene y la más incapacitante. Por esta razón, existen […]

  10. […] día de hoy, todavía no conocemos las causas exactas que provocan la enfermedad de Alzheimer (EA) o como algunos expertos han acuñado ‘la pandemia del siglo XXI’, pero si se han […]

  11. […] lo largo de los años, los criterios para el diagnóstico del deterioro cognitivo y la demencia han ido sufriendo modificaciones, ampliaciones y se han ido perfilado gracias a la evolución de […]

  12. […] demencia tipo Alzheimer ofrece la posibilidad de estudiar el fenómeno de manera exhaustiva ya que como la patología […]

  13. […] las técnicas de neuroimagen tenían un papel de apoyo al diagnostico clínico de las demencias. En los últimos años este papel se ha visto modificado, ya que se ha constatado que las técnicas […]

  14. […] la actualidad, la estimulación sensorial en personas con demencia, sobretodo demencia tipo Alzheimer está cogiendo fuerza y se están realizando diferentes investigaciones para observar que […]

  15. […] relación entre el síndrome de Down y la demencia tipo Alzheimer se basa en una explicación causal a partir del modelo […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *